¿Cuál Es La Diferencia Entre Persona Moral y Persona Física?

Posted on

Aquí en  Despacho Contable sabemos que los términos legales pueden llegar a confundir a más de una persona y por eso queremos dejarte en claro cuáles son las cualidades ante el Sistema Fiscal, ya que si se tiene claro el perfil con el que debemos entrar al esquema de pago de impuestos será más fácil saber nuestras obligaciones tributarias.

¿Quién es una persona física?

Para esto debemos empezar desde lo básico: Una persona física es un individuo que se ejerce por sí mismo y paga una cantidad de impuestos correspondientes a su forma de vida, sin depender de los demás; una persona moral es aquella que se ha asociado con uno o más individuos para emprender un proyecto (empresa o negocio) para generar recursos.

Por ejemplo, si se pone un negocio, debes considerar si lo harás por ti mismo o con socios; de aquí depende del esquema en el que estarás involucrado. En el primer caso te definirías como Personas Física, en el segundo como una Persona Moral  e implicaría la formación de una sociedad y, por lo tanto, otros trámites para formarla.

Cuando decides emprender por tu cuenta, te convierte en una Persona Física y hacerlo con uno o más socios genera a una Persona Moral al momento de registrar o constituir la empresa. En ambos casos, las actividades que se desarrollen deben ser lícitas y apegadas al régimen que les corresponde.

 

Tomando en cuenta estos atributos, tal vez pienses que si toda la responsabilidad de un nuevo negocio recae sobre ti, entonces deberías registrarte bajo persona física. Sin embargo, es a partir del tipo de régimen que podrás identificar  en qué categoría recae tu actividad,

¿Qués es una persona moral?

Una empresa constituida al modo “persona moral”, quiere decir que no existe la persona como individuo, sino que es un grupo de personas que han creado una organización para cumplir con los objetivos empresariales internos.

En la constitución de persona moral, cada integrante tiene la capacidad de adquirir derechos y contraer obligaciones.

 

Se le llama “moral” porque no es una entidad física que pueda ser captada con los sentidos. Es decir, una persona moral es una entidad jurídica e intelectual. Sin embargo, genera similares obligaciones o compromisos que una persona física ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

¿Qué es el régimen fiscal?

El Régimen fiscal es el conjunto de derechos y obligaciones a los que se hace partícipe una persona que obtiene recursos a partir de una actividad económica y pueden variar según el tipo de persona (física o moral) de que se trate. Los dos tipos de personas se encuentra con distintas responsabilidades según el régimen

Las personas físicas se encuentran en las siguientes partes del Régimen Fiscal:

Régimen de Incorporación Fiscal

Para contribuyentes que realizan actividades de carácter empresarial, venden bienes o prestan servicios que no requieren un título profesional y cuyos ingresos no sobrepasen los dos millones de pesos ($2,000,000 MN).

Actividades Empresariales

Aquí pagan impuestos quienes realizan actividades comerciales de cualquier tipo, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, de pesca o del campo en general.

Arrendamiento 

Aquí se encuentran las personas que rentan  bienes inmuebles como locales, bodegas, edificios, casas habitación y cualquier tipo de local, lo que la convierte en una de las más importantes ayudas de impuestos debido al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Servicios profesionales pagados por honorarios/pago por actividad/pago por metas

Dentro de los que se ubican aquí están los “freelancers” o personas que no tienen un contrato definido en una empresa o comercio, pues obtienen ingresos por realizar sus actividades de manera independiente cobrando honorarios en lugar de un salario y por ello no tienen un ingreso fijo

Asalariados

Este es el régimen de todos aquellos que tienen un contrato y se encuentran dentro de una nómina, o sea, de quienes perciben salarios y demás prestaciones por su trabajo subordinado que llegaran a tener o no prestaciones.

Mientras que las Personas Morales sólo tienen dos regímenes fiscales cuales seguir

Que No Tienen Fines de Lucro 

Destinada principalmente asociaciones o fundaciones cuyo objetivo no es obtener ganancia económica, como lo son las instituciones de beneficencia o asistencia, Cámaras de comercio de distinta índole, sindicatos, etcétera

General

Aquí encontramos a las sociedades con fines lucrativos como las mercantiles, civiles, instituciones de crédito, seguros y finanzas, etc.

Básicamente la diferencia radica entre las que tienen la finalidad de ganar o no dinero.

Dentro del régimen general también se consideran regímenes especiales para los grupos de coordinados y la empresas dedicadas a las actividades del sector primario (agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras) y tienen ciertas restricciones y ayudas de parte del gobierno.

Esperamos que con esta información te quede más claro a qué régimen perteneces y recuerda que en Despacho Contable tienes una mano las 24 horas del día para ayudarte de tus finanzas y contabilidad de tu empresa de forma personalizada y con la mejor atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *